ante el problema de las drogas
un compromiso con la salud, la convivencia y el desarrollo

Informes y documentos

PDFImprimirE-mail

Protocolo para la promoción Eventos Cuidados

Elementos conceptuales y metodológicos referidos a la promoción de la salud, prevención y gestión de riesgos y daños. Junta Nacional de Drogas - Abril 2016.


Estas medidas se sostienen en 4 pilares centrales: control y fiscalización, sociosanitario, prevención y seguridad; y en 2 ejes de trabajo: consumo responsable y dispensación responsable.

Comunicación:

  • Promover mensajes de cuidado y gestión de riesgos y daños asociados al consumo en general en el marco del plan de comunicación que esté planificado para el evento (fiesta, boliche, espacio público) El estilo de los mensajes son siempre amigables y tienen que generar empatía con el público que asista a las distintas propuestas de entretenimiento, ocio y tiempo libre. En este sentido es necesario comunicar cuando el evento es para +18, PLUS 15 (baile al que asisten adolescentes con edades entre 15 y 18), fiesta familiar, entre otros rubros. Esto implica que se coloquen en las redes sociales que maneja cada organizador mensajes del tipo: “Si este viernes salís y el elegís (nombre del boliche) cuidate y disfrutá: si vas a tomar alcohol, recordá intercalar su consumo con agua”
  • Elaborar un mapa logístico del espacio físico en el cual se desarrolla la fiesta, boliche o evento al aire libre. Este mapa tiene que contener todos los servicios básicos e información útil para el usuario del evento y su familia. Los elementos básicos que debe contener el mapa son: los puestos de hidratación, baños, servicio médico, carpa socio-sanitaria (si el evento lo justifica), espacios de descanso, puertas de emergencia, ropería, plazas de comida, espacio para niño/as (en el caso de que se trate de fiestas familiares) El mapa se coloca en redes sociales y se encuentra en plataformas visibles dentro de los distintos espacios.

Disponibilidad: Se trata de tomar medidas en relación a los horarios de venta, tipos de bebidas (en el caso de que sea posible, recomendamos dispensar un solo tipo de bebida) tipo de envase (recomendamos usar envases de plástico para evitar la circulación de vidrio en el espacio del evento. En el caso de que exista circulación de vidrio recomendamos colocar un “achique de botellas” en el cual se puedan intercambiar botellas de vidrio por vasos de plástico de medio litro.

Accesibilidad: Se refiere a la distancia óptima que tenemos que establecer el primer puesto de venta de bebidas alcohólicas y el escenario o propuesta artística del evento. Proponemos la concentración de los puestos de venta en plazas de comida y dispensación de bebidas alcohólicas. Para eso es central conocer y trabajar sobre los componentes estructurales y geográficos del evento.

Zonas Libres de venta y de consumo: En áreas de espectáculos o escenarios de gran concentración de público no habilitar la venta de bebidas alcohólicas, y tampoco permitir el ingreso de las mismas, utilizando un vallado para delimitar y controlar estas zonas en las fiestas, utilizando cartelería clara en donde se identifiquen cuales son los espacios en los cuales no hay venta, ni dispensación de bebidas alcohólicas. (En el caso de que se trate de una fiesta típica o un recital es oportuno hablar de la distancia que hay entre el escenario y el primer puesto de dispensación de bebidas alcohólicas)

Regular los juegos y promociones relacionadas con el consumo de bebidas alcohólicas o energizantes: 2*1, canilla libre, happy hour, fondo blanco, entre otros.

Presencia de acciones preventivas: acceso a  información sobre riesgos y daños y medidas de cuidado concretas en cada evento (spots, implementación de aplicaciones y sms o whatsapp en celulares con mensajes preventivos, intervenciones de consumo responsable, planos de ubicación, afiches en los baños, roperías y barras, preservativos, agua)

Puestos de hidratación: Contar con dispensadores de agua, eléctrico, manuales o de mesa. La cantidad de agua necesaria se calcula teniendo en cuanta variables como: la cantidad de personas que asisten al evento, las dimensiones del espacio físico, la duración del evento, las características musicales, la temperatura ambiente del lugar (esto está asociado a la ventilación) y la estación del año.

Espacios de descanso y atención de baja exigencia: se trata de contar con espacios en los que los decibeles de la música bajan en relación al centro de la fiesta, que puede contar con personal capacitado para detectar situaciones de intoxicación. Son espacios de información que muchas veces se recomienda que se asocien a los puestos de hidratación.

Dispositivos socio-sanitarios: Estos dispositivos también se llaman “Carpa de achique” con equipos de operadores socio-sanitarios, que realizan recorridas en territorio, capacitados en primeros auxilios y elementos para identificar intoxicaciones vinculadas al consumo y equipos socio-sanitarios estables en la carpa para procedimientos de atención.

Contar con ambulancia “in-situ”. La cantidad de móviles se evalúa en función del grado de riesgo de la fiesta.

Capacitación para el personal que trabaja en el evento (boliche, fiesta, espacio público, etc.)  sobre primeros auxilios para actuar en el caso de un episodio de intoxicación aguda y lograr manejar situaciones difíciles en el transcurso del evento.

Gestionar el acceso al evento: En este punto es importante trabajar en conjunto con INAU sobre el  acceso de menores de edad cuando la fiesta es +18 y en conjunto con las inspecciones de la Intendencia para regular el aforo y no excederse en la cantidad de personas por local.

Trabajo de prevención con los comerciantes y dispensadores de bebidas alcohólicas en conjunto con INAU, Ministerio del Interior y las Intendencias vinculados a la prohibición de venta de bebidas alcohólicas a menores de 18 años y a la prohibición de la venta después de las 00:00 en aquellos lugares que no tengan permisos especiales para hacerlo.