ante el problema de las drogas
un compromiso con la salud, la convivencia y el desarrollo

Noticias

AddThis Social Bookmark Button
PDFImprimirE-mail
26/06/17 Portal Amarillo

Una década al servicio de la atención y el tratamiento en drogas

Ubicado en el barrio Nuevo París de Montevideo, en el mes de mayo cumplió 10 años el Portal Amarillo, centro de tratamiento para consumidores problemáticos de drogas. Ofrece atención y tratamiento para personas a partir de los 15 años de edad bajo tres modalidades: ambulatorio, hospital de día y residencial.  Depende de ASSE, es referente en la temática e integra la Red Nacional de Atención y Tratamiento en Drogas (RENADRO).

Por el dispositivo ambulatorio pasa un promedio de 250 a 300 personas por mes, lo que se traduce en unas 1.000 consultas ya que una misma persona puede acudir a más de un técnico, taller o actividad.

Al hospital de día concurren entre 10 o 12 pacientes a diario entre las 8:30 a 15:00 horas.  El residencial es mixto, cuenta con 20 camas para mayores de 18 más una para casos de urgencia, y otras 15 para pacientes entre 15 y 18 a partir de un acuerdo con INAU.

También recibe mujeres embarazadas hasta el momento del parto y últimamente se han incorporado otras poblaciones como transexuales. En materia de recursos humanos, en el Portal trabajan 40 personas para cubrir los tres dispositivos: licenciados en trabajo social, en psicología, enfermería, médicos psiquiatras, toxicólogo, internista, educadores sociales, talleristas y psicomotricista, entre otros.

A 10 años de su inauguración y en perspectiva, su director, el psiquiatra Juan Triaca, coloca en el debe el contacto con el barrio: “nos hemos ido quedando un poco para adentro, se trabaja con quienes vienen a la institución. Antes salíamos más a hacer actividades, estaba mejor balanceado lo asistencial propiamente dicho con la interna desarrollando actividades en los extremos más primarios”.

El Portal Amarillo cuenta con una biblioteca, reinaugurada en 2011, año en que pasó a llamarse Mario Benedetti. Según Triaca significó “un empujón importante que le hizo cobrar visibilidad”, aunque aclara que la biblioteca del Portal existe desde la creación del centro.

Si bien en esa instancia se recibieron múltiples donaciones de material bibliográfico, el presupuesto asignado y el aporte de la Asociación de Amigos de la Biblioteca del Portal Amarillo integrada por profesionales, técnicos y funcionarios permitió potenciarla.

Más allá de la importancia de un espacio de lectura como tal, es allí donde semana a semana, los jóvenes del Portal se reúnen para participar de un espacio de biblioterapia. Se trata de una experiencia pionera en América Latina cuya alma mater es la psicóloga y bibliotecóloga Cristina Deberti. La idea es transmitir la herramienta para que pueda replicarse en distintas organizaciones, sobre todo y en primera instancia en la red pública.

Técnicos de diferentes instituciones estatales como ASSE, INAU y MIDES que trabajan en cárceles y otros dispositivos, han participado en instancias de sensibilización – capacitación en la herramienta.

Para los profesionales y técnicos del Portal, el espacio grupal posibilita la lectura y su circulación, el compartir e intercambiar. Triaca afirma que es totalmente usual que los centros de salud cuenten con bibliotecas técnicas, lo novedoso es que esta, está especialmente destinada a los usuarios del Portal. Y lo importante es que “los gurises la usan, piden libros”.

Triaca explica que la idea de la biblioteca no se basa en el concepto de lugar al que se concurre únicamente para leer un libro sino que se trata de un espacio de encuentro con “libros, revistas, algo que yo mismo produje, algo en donde esté la palabra en algún lado y la palabra escrita en general”.

A partir de esa concepción es que la necesidad del grupo va dirigiendo la convocatoria hacia diferentes textos. Triaca ahonda en que resulta muy interesante la conexión que se da a partir de la lectura de un material porque se conecta con otras disciplinas.

El libro como llave a otros mundos

Tanto Triaca como su director técnico, el psicólogo Miguel Silva, coinciden en  que se trata de la primera biblioteca para usuarios de un centro de atención y salud y no únicamente con material técnico para los profesionales que allí trabajan.

Silva explicita que “para nosotros es como un supuesto conceptual y metodológico muy importante; el libro como llave a otros mundos”. Afirma que desde el punto de vista clínico se observa que la base de la reproducción de la pobreza, es cuando una persona se encuentra en un mundo privado de mecanismos que le permitan pensar su situación y reflexionar críticamente sobre su mundo. Añade que “para salir de esos guetos de exclusión, como herramienta educativa, se debe apostar a un lenguaje más rico” y que “pensamos en función del acervo simbólico, en función de palabras, si tenés más palabras, tenés más palabras para darle sentido a tu mundo”.

Según lo que expresan los técnicos del Portal, el libro es como “una gran herramienta liberadora”

Para Silva, contrariamente al dicho popular “la letra con contención y cariño entra”, sostiene. Con base en la doctrina psicoanalítica, explica que la biblioterapia aspira a “generar un contexto de vínculos continentes, como una segunda oportunidad para que la palabra pueda entrar de otra manera”.



Noticias Relacionadas

Biblioterapia – cuando la palabra escrita forma parte del tratamiento

Se desarrolla en la Biblioteca Mario Benedetti del Portal Amarillo y se trata de una experiencia terapéutica novedosa en América Latina. Su premisa es la lectura como disparador vincular de los pacientes que integran los dispositivos diurno y residencial. Lo desarrolla la psicóloga y bibliotecóloga Cristina Deberti, referente en el tema y lo traslada a través de cursos a técnicos de diferentes instituciones estatales de Uruguay.

 
El arte como pilar terapéutico fundamental

Luego de varios meses de un nutrido itinerario por el Este del país, llegó a Montevideo la Muestra del Taller Super-Arte del Centro Regional El Jagüel de Maldonado. Permanecerá expuesta en el hall de ingreso de la Torre Ejecutiva hasta el 30 de noviembre. Se trata de esculturas y pinturas realizadas por los 22 jóvenes que hoy reciben tratamiento residencial en este centro perteneciente a la Red Nacional de Atención en Drogas (RENADRO).

 
Un abordaje asistencial acorde a la realidad biopsicosocial del individuo

El Centro de Referencia de la Red de Drogas Portal Amarillo, que trabaja en el Nodo de la Red de Salud Mental y Adicciones, cumplió 10 años ininterrumpidos de labor en el consumo problemático de drogas. Su director, Juan Triaca, explicó que a diferencia del momento de su inauguración, hoy el promedio de edad es de 26 años, en tanto que en 2006 era de algo más de 20. En cuanto a género, explicó que atiende más hombres que mujeres, en una relación de 80 a 20 y enfatizó que en la mayoría de los usuarios del Portal está presente el policonsumo.