Noticias

AddThis Social Bookmark Button
Imprimir
25/09/17 Diego Olivera

Del paradigma de guerra a las drogas al de salud integral y derechos humanos

La Facultad de Ciencias Sociales de UDELAR organizó la Mesa Redonda denominada “Usos de drogas de síntesis en distintos escenarios”. El evento se desarrolló en el marco de profundización de las políticas de drogas a nivel nacional y se propuso brindar un panorama de la investigación sobre drogas de síntesis orientado a la discusión de políticas públicas.

La creciente acumulación de investigación, evidencia e intervenciones sobre usos de drogas sumando al trabajo interdisciplinario e interinstitucional, tanto entre Gobierno y la Academia, como con la Sociedad Civil representan el germen de las políticas públicas en drogas.

Del encuentro participaron el Secretario General de la Junta Nacional de Drogas, Lic. Diego Olivera; por la Universidad Diego Portales de Chile, Lic. Mauricio Sepúlveda; Prof. Fac. de Química; Eleuterio Umpiérrez; Antropólogo Marcelo Rossal; Soc. Sebastián Aguiar y por el Observatorio Uruguayo de Drogas de la JND, Soc. Héctor Suárez y Soc. Leticia Keuroglián y representantes de la OSC Proderechos.

En la apertura, el Secretario General de la JND, Diego Olivera, destacó el papel de la antropología social en la política de drogas y especialmente, los análisis acerca de la construcción de significados sobre el uso de drogas.

Añadió que “la interpretación de la construcción simbólica en torno al uso de drogas es algo que no estaba muy presente en las políticas de drogas”. Señaló que “esta capacidad de interpretar qué significados los sujetos colocan en el uso de las drogas en las distintas comunidades y grupalidades de las que son parte, resulta una clave interpretativa fundamental para el diseño de acciones en política pública en drogas”.

Olivera explicitó que esto adquiere particular valor cuando se trata de “una política pública que se propone reformar su enfoque” y trasladarse desde uno centrado en el paradigma de guerra a las drogas y erradicación del consumo a uno posicionado sobre pilares como salud integral y derechos humanos.

Explicitó que, a lo largo de las sucesivas gestiones de la Secretaría Nacional de Drogas, se ha propiciado una política que eleva la mirada por encima de las sustancias específicas para centrarse fundamentalmente en las personas y comunidades.

En atención a esto Olivera subrayó la importancia de propiciar el cambio en las metodologías de diagnósitco tradicionales incorporando “visiones cualitativas” que permitan “no relevar solamente cuántas personas consumen drogas, sino que promuevan la comprensión  del consumo de drogas desde un punto de vista socio-cultural”.